DEDUCCIONES FISCALES

Los arrendatarios que tengan contratos de alquiler anteriores al año 1 de enero del año 2015, tendrán derecho a deducir por vivienda habitual el 10% de las cantidades aportadas por alquiler, siempre que al año el arrendatario no supere una renta de 24.020 euros.

En la comunidad Canaria, existen formas de deducir el alquiler de la vivienda:

Se puede deducir hasta un 15% las cantidades de alquiler, hasta un máximo de 500 euros.

Que la base imponible no sea superior a los 20.000 euros de forma individual.

Que las cantidades por el alquiler excedan del 10% de la base imponible.